Te veré en el Cielo

En el Cielo te veré.

Rotunda afirmación que hace ir más allá de la percepción que tenemos, te veré en el Cielo.

Las despedidas son heridas duras y golpes crueles difíciles de encajar, así que esas miradas finales de personas queridas o a quienes miramos y vemos por última vez, son miradas de despedida final. Y el ser querido se aleja, se aleja con la Luz del Cielo.

Los seres queridos que parten se adueñan de la belleza de la Luz del Cielo. Son como luces encendidas de color marfil que brillaran para nosotros sin fin.

Con la luz del cielo podemos ver, y como dice la canción a tu ser querido: “te veré”, “te veré”

Y como no ver al alma de tu alma a quien tanto has querido y con quien tanto has vivido, con la luz del cielo. Esas personas que nos han hecho soñar, para siempre las vamos a amar.

Si miras de noche a la luna, dile en la luna vida te voy a encontrar, te veré, te veré.

El cielo te llama a volar, lo sé, lo sé, te veré en el cielo, te veré, lo sé.

Esa luz que nos da seguridad, conformidad y realeza, un saber no entendido, que surge espontaneo de lo hondo de tus sentidos.

El amor es para siempre y para siempre son los que siempre han sido, no importa que ya no estén porque se han ido, no dejarán de estar quienes en tu corazón han vivido.

Yo te voy a encontrar cuando el cielo me llame a volar, te veré, te veré, lo sé, lo sé.

Son luces que brillan sin fin, amores que se hacen infinitos al partir, sólo visibles con la luz del cielo, presencias de vida, amor que llena, corazón que sacia, con la luz del cielo que ve, y te hace ver, te veré, te veré.

Pasará a verte ese amor que tu sientes, y la soledad quedará trasformada en una unión entrelazada, la distancia y la partida quedarán borradas, y la unión se hará fuerte, más fuerte que la muerte, pues la luz del cielo se apoderó de la oscuridad y de la tristeza de la muerte,  y la vida seguirá con ganas de verte, ganas que están hoy en el presente, juntos los dos, los seres queridos, que partieron, pero por el lazo misterioso de la luz del cielo, la luz del amor, a ellos hizo presentes, te veré, te veré y te vieron.

Una luz que trae esperanza, una esperanza que se convierte, que te hace ver, que sana y hace real el misterio que se llevo la muerte, hay Vida tras la partida, no busques entre los muertos a quien tanto quieres, tratalo en cambio de sentir con la luz del cielo pues esta Luz es Luz de Amor y todo todo todos están presentes.

Te veré, te veré, lo sé, lo sé.

Dedicado a [email protected] mis [email protected] y a todos a quienes alimentados por el dolor de la perdida están y han sufrido, con la luz del cielo, será aliviado el dolor que sólo es saciado con la presencia del encuentro, en una sola fusión real que no usa los ojos para ver, pero con un sentimiento de encuentro cierto, que el pequeño no ve a la mama, y sabe que está y así está contento, usa tu corazón y verás como quien se marcho, se perfecciono y vive, disfruta, y siente la vida nueva que sale al encuentro, te veré en el cielo, pero no olvides antes, que aquí dentro de ti también hay cielo.

Te veré, lo sé, te veré.

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies