Claves del injerto capilar -Clínica IMEMA – Madrid

Las claves sobre el trasplante capilar que vamos a ver son imprescindibles para que el paciente cuente con la información suficiente para que no le den gato por liebre, Clínica IMEMA quiere con este artículo asesorar bien a sus futuros pacientes.

Trasplante capilar

Se le llama de muchas maneras, injerto capilar, trasplante de pelo, cirugía capilar, microtrasplante folicular, es una operación que consiste en trasladar e implantar el pelo de una zona poblada a otra que no lo está, con la idea de tener un importante cambio estético de nuestra imagen.

Hasta el momento es el único método efectivo de recuperación capilar en zonas calvas.

La finalidad de las técnicas empleadas en Clínica IMEMA es conseguir trasplantes indetectables y con la mayor densidad posible, para lo cual la clínica cuenta con un cualificado cirujano, que también es dermatólogo el Dr. Eduardo López Bran, quien lleva años siendo pionero en España tanto en la técnica FUE, como en el FUE combinado ARTAS.

La técnica FUE

Consiste en la extracción individual de los folículos capilares de las zonas pobladas de cabello, para ser posteriormente insertadas en las zonas despobladas o calvas.

Factores de éxito

Como factores determinantes del resultado obtenido en Clínica IMEMA, hay que tener en cuenta dos aspectos, la cantidad de pelo disponible para trasplantar en la zona donante, y la amplitud o extensión de la zona receptora, ya que cuanto menos pelo dispongamos para injertar en zonas amplias menor densidad tendremos, y al contrario si disponemos de suficiente pelo donante para una zona muy extensa, la densidad será proporcionada y se obtendrá  una imagen y un aspecto muy natural.

La morfología del folículo, el tipo de cabello, si éste es grueso o no, oscuro o claro, rizado o liso, también es importante a la hora de tener un buen resultado de trasplante capilar, estos factores son características propias del cabello de cada persona y que influirán decisivamente en el resultado.

Habrá pacientes que se conformen con cubrir su primera línea, otros que quieran suficientes unidades para extender por toda la cabeza, o habrá quienes sólo quieran afrontar su coronilla, siendo el deseo del paciente el que quedará satisfecho y que junto a la valoración del Dr. López Bran, conseguirán un resultado personalizado e ideal para cada sujeto.

Fase previa

El primer paso será realizar una buena valoración y eso se consigue tras la cita con el Dr. Eduardo López Bran, pues sin una buena valoración, sin un buen cálculo del número de unidades que se necesitará para afrontar la cirugía, será difícil de acertar en una labor tan minuciosa, sin un detenido estudio.

A continuación, se realizará el diseño, que será como el esqueleto a través del cual se realizará todo el proceso de trasplante capilar.

Y un paso también importante será el de la anestesia, que será local, y que contribuirá a que el paciente no sienta ningún dolor y este despierto en todo momento, el paciente estará en todo momento monitorizado por un anestesista, y éste podrá charlar con el equipo médico, descansar, dormir o simplemente ver la televisión.

Extracción capilar

Se procede primeramente a la fase de extracción, con la ayuda de unas lentes especiales se extraen las mismas, que se realiza una a una, se procede a su conteo y clasificación, sabiendo en todo momento el número de unidades extraídas y la composición de las mismas, si son de 1, 2, 3, 4 o 5 unidades foliculares, las mismas se tienen que mantener en condiciones idóneas de temperatura y humedad para garantizar que las mismas puedan sobrevivir fuera del cuerpo, y este es un paso de vital importancia para el mantenimiento de las unidades, que son los pilares fundamentales del trasplante capilar, son los ladrillos de la construcción capilar que se desea hacer.

Implantación de unidades foliculares

Para la implantación de los folículos se prepara previamente la zona de la cabeza en donde se van a insertar las mismas, se pasa a la infiltración de suero fisiológico en la zona que hace que dicha zona se distienda, lo cual hará que se pueda “colocar” más pelo.

Acto seguido se realizan microincisiones con agujas superfinas en donde luego se insertarán los folículos que se han extraído anteriormente.

Toca la implantación de las unidades foliculares, proceso en el cual se emplean unas pinzas especiales que introduce la unidad folicular en la zona despoblada, así se continúa todo el proceso, implantando las unidades según el diseño preestablecido, y dándole a cada “pelo” la inclinación y el ángulo adecuado según la zona en el que el mismo se va a colocar, y seleccionando a su vez si la composición múltiple o no de las unidades foliculares de cada zona calva.

Para este proceso todo el equipo de Clínica IMEMA está altamente cualificado para el desempeño de todas estas funciones especiales de cirugía capilar.

Posoperatorio capilar

El Dr. Bran administra al paciente antiinflamatorios para evitar así la posible inflamación que se producirá posteriormente a la intervención, pero que con el uso de fármacos se reducirá en pocos días.

Se aplica frío local y en media hora de finalizada la operación el paciente podrá estar ya en casa, haciendo vida normal, teniendo en cuenta una serie de consideraciones a tener en cuenta que será entregada por Clínica IMEMA al finalizar su estancia en la clínica.

Entre esas recomendaciones está el hacerse un lavado a las 12 horas, que se deberá de hacer a partir de ahora todos los días, y que tiene como finalidad la pronta eliminación de las costras o capas desprendidas de la dermis, que surgen tras la operación, y que desaparecerá en aproximadamente una semana.

Crecimiento capilar

El pelo crecerá al ritmo que suele hacerlo normalmente, en unos días lo veremos a unos milímetros, lo que dará mucha satisfacción a los pacientes tras la operación.

El crecimiento capilar tras la operación no es algo inmediato y lleva un proceso que será largo en el tiempo, en un plazo de un mes el paciente verá su cabeza repleta de pelo, pero este pelo pasará por una fase en la que el pelo de forma natural caerá, para volver a crecer, es algo que les pasa a todas las personas de manera cíclica.

El paciente podrá tener pelo a los seis meses, aunque para ver los resultados deseados tendrá que esperar aún más tiempo, ya que tendremos un pelo fino y claro, tendrá que pasar un periodo de entre 8 a 10 meses para que el pelo de la persona operada sea más grueso, largo y que adquiera la pigmentación o color adecuado.

Ningún cuidado necesitará el pelo trasplantado ya que es un pelo natural no afectado por la “enfermedad de la alopecia”, es un pelo sano y como tal, no estará predispuesto para perderse, pudiendo mantenerse en el lugar a través de los años.

Los resultados obtenidos por el Dr. Bran en Clínica IMEMA son excelentes, llevando años de operaciones en la que participa el equipo de expertos y especialistas de cirugía capilar de la citada clínica.

Clínica IMEMA

CONTACTAR

Javid

Divulgamos el conocimiento para la mejora de la salud, la estética, y el bienestar. Contribuyendo mediante la aportación científica y la ayuda médica, a la difusión de los resultados, medios, clínicas, centros y doctores/as.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies